Britney Spears solicitó a la Corte el fin de su tutela de 13 años y, en un conmovedor discurso, aseguró sentirse como una mujer traficada.

AGENCIAS.- Este 23 de junio, Britney Spears solicitó formalmente a la Corte el fin de la tutela que desde hacer 13 años tiene su padre Jamie Spears.

La cantante habló por primera vez en su propio nombre y vía videoconferencia pidió a la jueza Brenda Penny querer cambios y merecer cambios. En un conmovedor discurso se comparó a sí misma como una mujer traficada, sin su propio dinero o pasaporte, y aseguró que su padre la obligó a implantarse un DIU, publica el sitio dailymail.co.uk.

«ES MI DESEO Y SUEÑO QUE TODO ESTO TERMINE… QUIERO CAMBIOS. QUIERO CAMBIOS EN EL FUTURO Y MEREZCO CAMBIOS».

«Tengo un DIU en mi cuerpo y no me dejan sacarlo»: Britney Spears a la Corte sobre tutela

Aquí parte de lo que dijo Britney Spears en su comparecencia:

«En California, lo único parecido a esto se llama tráfico sexual, hacer trabajar a cualquier persona en contra de su voluntad, quitarle todas sus posesiones tarjeta de crédito, dinero, teléfono, pasaporte».

«Ahora mismo tengo un DIU en mi cuerpo que no me deja tener un bebé y mis tutores no me dejan ir al médico a quitármelo».

Britney le SUPLICÓ al juez que levantara las restricciones diciéndole:

«No he hecho nada en la vida para merecer esto».

«No debería estar en una tutela como ésta si puedo trabajar, mantenerme y mantener a otras personas.

«Me dicen que no puedo ver mi dinero a menos que haga lo que ellos dicen… y les pago».

Al concluir, Britney le dijo al juez: «Ojalá pudiera quedarme al teléfono contigo para siempre. Porque cuando apague este teléfono, los ‘no’ comenzarán de nuevo».

"Tengo un DIU en mi cuerpo y no me dejan sacarlo": Britney Spears a la Corte sobre fin tutela

Más de la controversia

Documentos judiciales confidenciales publicados el martes por el New York Times afirman que Spears le dijo a un investigador de la Corte que la tutela se había «convertido en una herramienta opresiva y controladora contra ella» desde 2016.

Spears afirmó que el sistema de tutela tenía «demasiado control (…) ¡Demasiado, demasiado!» y que le impedía tomar sus propias decisiones sobre amistades, citas, gastos e incluso cosas tan banales como el color del mobiliario de su cocina.

Según el informe citado por el diario, la artista le dijo al investigador que quería que la tutela terminara lo antes posible y que estaba «harta de que se aprovechen de ella».

Spears es actualmente responsable de pagar las facturas legales de ambas partes, incluidos los elevados honorarios cobrados por los abogados que trabajan para el padre en el caso.

 

«Avergonzada»

La controversia en torno al caso legal de Spears cobró nuevo impulso tras el lanzamiento en febrero del documental «Framing Britney Spears«, que cuenta el proceso hacia su colapso y el nombramiento de su padre como tutor.

Tras su divorcio de Kevin Federline en 2006 y la pérdida de la custodia de sus hijos al año siguiente, paparazzi la fotografiaron descalza en una gasolinera con la cabeza rapada.

Bajo la tutela de su padre, Spears rápidamente volvió a actuar. Lanzó tres álbumes, apareció en varios programas de televisión e incluso aceptó una residencia en Las Vegas.

Pero en enero de 2019 anunció abruptamente que suspendería sus actuaciones hasta nuevo aviso.

Spears dijo recientemente que estaba «avergonzada» por su imagen en el documental, en el que sus fans denuncian que está prisionera y aseguran que ha estado enviando pedidos de ayuda codificados a través de sus redes sociales.

Los abogados de Jamie Spears dicen que el hombre ha hecho un excelente trabajo al administrar las finanzas de su hija.

Pero un juez dictaminó en febrero que tanto el padre de Spears como la firma Bessemer Trust supervisarían las finanzas de la estrella del pop, negando el intento de Jamie Spears de mantener el poder exclusivo.